Roche frente a la pandemia de COVID-19

El miércoles 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una pandemia en respuesta al brote de COVID-19. Esta es una situación de salud pública grave y queremos hacer llegar nuestra solidaridad a las personas que han perdido a sus seres queridos, a los pacientes y profesionales de la salud. Nosotros reconocemos que los sectores público y privado de todo el mundo deben trabajar juntos para ayudar a manejar de manera efectiva la situación en desarrollo.

 

Entendemos nuestra responsabilidad social como compañía mundial de salud y líder en pruebas de diagnóstico, y estamos comprometidos a proporcionar instrumentos y pruebas de diagnóstico para continuar satisfaciendo las prioridades de salud pública de América Latina y del resto del mundo.

 

Actualmente no hay opciones de tratamiento aprobadas para el tratamiento de COVID-19. Roche está analizando activamente y tratando de entender el potencial que nuestro portafolio actual podría tener en el manejo de la enfermedad.

 

Roche anunció, el pasado 04 de mayo, que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha emitido una autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) para su nueva prueba de detección de anticuerpos Elecsys® Anti-SARS-CoV-2. La prueba se ha diseñado para ayudar a determinar si un paciente ha estado expuesto al virus SARS-CoV-2 y si ha desarrollado anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Roche ya ha comenzado a enviar la nueva prueba de detección de anticuerpos a los principales laboratorios de todo el mundo y aumentará la capacidad de producción a muchas decenas de millones al mes para abastecer a los sistemas de salud.

 

Estamos suministrando pruebas a todos los países en función de la infraestructura y capacidad instalada con la que cuentan, para que las pruebas puedan comenzar sin demora. No obstante, si bien estas pruebas representan una respuesta significativa a la emergencia del coronavirus, en un contexto de pandemia es previsible que la demanda de los kit de diagnóstico (y equipos auxiliares de atención médica) excederá la oferta disponible.

 

Roche está trabajando con las autoridades sanitarias y los gobiernos de los países afectados para garantizar que las personas que más lo necesiten puedan tener acceso a diagnósticos y atención médica. Para seguir cumpliendo este rol, Roche ha implementado una sólida planificación de continuidad del negocio.

 

Roche está comprometido a ayudar al mundo a enfrentar esta urgente crisis de salud pública, pero no podemos satisfacer solos la oferta global. Continuaremos nuestras colaboraciones público-privadas para ofrecer la mayor cantidad de tests posibles para enfrentar esta pandemia, y apoyamos a nuestros socios de la industria en sus esfuerzos por para dar respuesta.

 

#JuntosSomosMásFuertes.